Juan Martínez Oliver

Aunque muchos del mundo del ciclismo conozcan a Oliver, no esta de más recordar lo que este corredor nacido el 4 de febrero de 1962 en Almería aportó al ciclismo.

Aprovechando que su hermano Pedro se marchó a cumplir el Servicio Militar, Juan cambió su bicicleta plegable, por la de su hermano que competía por aquel entonces en carreras ciclistas. Se enrroló en la Escuela de Ciclismo de Almería y a pesar que casi no llegaba a los pedales de la bicicleta de su hermano, debutó como ciclista en 1975.

Vuelta a España de 1989. Su postura sobre la bicicleta y sus piernas hacían en cada contra reloj, ser un hombre a batir y tomado como referencia para todos.

Momento crucial fue cuando le fichó el equipo aficionado de Fuenlabrada, porque gracias a él, realizó el salto al campo profesional en 1984, con el equipo Dormilón. Después pasó al equipo Kelme, en el que conseguiría sus mayores éxitos individuales en el ciclismo en ruta. Gracias a su buena complexión atlética, siempre ha sido un corredor que destacaba en el terreno llano y especialmente en las pruebas contra el crono, con el mejor exponente está su victoria en la última contra reloj individual del Tour de Francia de 1988. La montaña, a pesar que se le atragantaba un poco, solía salir bien librado y basta recordar otra victoria de etapa en la Vuelta a España con llegada a Avila, después de subir los puertos típicos como El Pico, Serranillos y Navalmoral, esto sucedía en Mayo de ese mismo año 1988. En 1990 se enroló en el equipo Banesto, a las órdenes de su gran amigo Pedro Delgado. El segoviano se había percatado del potencial de Oliver y quería contar con él para las etapas llanas, los abanicos, la contra reloj por equipos, terreno de suma importancia, por el peligro subyacente que hay en este tipo de etapas para un corredor como Delgado, que tenía que evitar perdidas de tiempo innecesarias.

Victoria en la contrarreloj del Tour '88.

Perico recuerda una anéctota de ese mismo año: Los abanicos en ciclismo siempre te hacen sentir vulnerable y la única sensación contraria que tuve, fue en la Vuelta a España llegando a Almería, cuando Juan "arrancó la moto" a falta de 25 kilómetros para la llegada y me llevó en volandas hasta la Meta. Todo el pelotón entró cortado y para mí fue de esas veces que disfrutas de lo lindo en este tipo de etapas.

Controlando la carrera en la Vuelta a España de 1990.
Concentración en Navacerrada para preparar el Tour '90.

Con once temporadas como corredor profesional, no se dejó vencer por el agotamiento de tantas y tantas competiciones en carretera y probó fortuna con la pista en 1995. Como buen rodador, no tuvo grandes problemas de adaptarse a ese medio y lo hizo con éxito. Estuvo competiendo al máximo nivel hasta finales de 1997, año en que colgó la bicicleta como actividad profesional, que no como hobby, pues sigue pedaleando cada fin de semana por las carreteras de Almería.

Disputando la contarreloj de la Vuelta a España de 1990.

 

Olimpiada de Atlanta 1996. Visita del Principe Felipe al Equipo Olímpico Español.
Persecución Individual Mundial de pista.

Entre los años 2000 y 2009 ha sido Director Deportivo en equipos profesionales.

Temporada 2004, siendo director de Andalucía-Paul Versan, junto a Pedro Delgado.
Temporada 2009, con Andalucía Cajasur.

Aquí tienes todo su palmarés.